Web 3.0, Web semántica, Web de datos, ¿Web Qué?…

Es que ni siquiera he entrado en la web 2.0…

Cada vez que hay una evolución mayor en el uso que hacemos de Internet tenemos que bautizarla con un nombre marketing-friendly que nos permite identificarla y así marcar un hito en el crecimiento de la tan joven Internet: Hoy en día hablamos de un “antes de la web 2.0” y un “después de la web 2.0” como para marcar el paso de la adolescencia a la edad adulta.

Básicamente internet hace 10 años era una web de páginas, producidas por muy poca gente y “consumidas” por los usuarios. A eso se le añadía los primeros sitios de e-commerce y poco más. Luego llegó la ahora famosa web 2.0 o web social, colaborativa… (¿Cuál es el más marketing-friendly?) : ya no somos consumidores pasivos sino también productores de contenido, nos hemos hecho “prosumidores”.  Prosumidores además conectados entre sí, conectados con sus colegas, sus amigos, su familia, opinando sobre todo y nada, influyendo  sobre nuestros hábitos de consumo y opiniones en tiempo real.

El hecho de poder interactuar con los demás via internet ha sido un gran avance para todos los usuarios pero un gran temor para las empresas: “mis clientes opinan públicamente y algunos pueden tener incluso más influencia que mis propias campañas de comunicación! pero ¿cómo lo gestiono? ¿Dónde me apunto? ¿Twitter? ¿Facebook? ¿LinkedIn? ¿Dónde está la información? ¿Cómo la encuentro? Es que hay tanto ruido, está todo tan disperso…” Los propios usuarios también sufren de esta information overload e information spread.

La sobrecarga y la diseminación de la información, este es el mayor reto que ahora tenemos que solucionar y es el objetivo de nuestra nueva web: La web 2.0 ha permitido generar contenidos en grandes cantidades y la web 3.0 permitirá estructurarlos y encontrarlos. Puede ser un poco reductor ya que obviamente podemos encontrar información hoy en día pero en una frase así lo definiría.

La web 3.0 estructurará nuestros contenidos, los categorizará, los centralizará, los contrastará con los de otros y nos permitirá descubrir más información relevante. De ahí el nombre “web de datos”: las páginas web dejarán sitio a los servicios web, interconectados entre sí, servicios que enriquecerán la información y que serán capaces de proporcionarla en cualquier formato/dispositivo. Hay muchos artículos muy interesantes que tratan de estas teorías y no entraré más en detalle aquí.

Vale, muy bien, pero hoy ¿qué?

Hoy las webs ya se están interconectando, ya comunican y empiezan a estructurar sus contenidos mediante APIs (interfaces de programación) accesibles desde cualquier otro sitio. Las máquinas ya empiezan a “entender” nuestros contenidos.

Hoy ya somos capaces gracias a estas APIs de extraer contenido, estructurarlo, agregarlo y presentarlo de una forma relevante para el usuario, y sobre todo la empresa. La empresa que en la mayoría de los casos sigue temiendo la web 2.0 ya puede tener herramientas asequibles que le permita escuchar eficazmente lo que se dice de ella, reaccionar adecuadamente y así empezar a realmente comunicar con sus clientes.

Hoy es un buen momento para descubrir estas herramientas, empezar a aprovechar la web 2.0 y sacar beneficios de ella. Hasta la nueva era de la web 3.0.

FUENTE:  mcbravos.com

Optimización de Medios Sociales

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: